Volver a Insights

No Haga Nada, Tómese Su Tiempo

Alan Smith

Simplemente “no haga algo”. Quédese quieto.

La legislación que permite al gobierno del Reino Unido a construir una línea ferroviaria de alta velocidad entre Londres y Birmingham, debe primero pasar por el Parlamento.

Al parecer, el proyecto de ley se extiende a más de 75.000 páginas y detalles, casi hasta la última brizna de hierba, exactamente lo que los ministros les gustarían construir. La parte más gorda del proyecto de ley, casi 50.000 páginas, esta dedicada al impacto de la primera fase que HS2 (High Speed 2) tendrá en el medio ambiente.

Para darle un poco de forma a esto, una novela media tiene 350 páginas, y una persona promedio lee alrededor de 6 novelas al año. Así que estamos hablando de 5 vidas completas de lectura en un (siendo sinceros) aburrido informe.

Por favor, no me malinterpreten, estoy seguro que el proyecto de ley HS2 (High Speed 2) debe ser revisado a fondo y completamente. Hay un punto de vista sostenido por muchos, que dice que cuando se ponga la última parte de la vía, todo este asunto sería obsoleto. El punto de vista contrario sería que incluso si este fuera el caso, los puestos de trabajo y la inversión necesarios para realizar el trabajo tendría un gran impacto multiplicador en la economía en los próximos años.

La magnitud del proyecto no deja de ser alucinante.

La decisión de retrasar un proyecto o una negociación, puede ayudar mucho a nuestros intereses. En particular, si el resultado puede ser incierto, o si un poco más de tiempo puede ayudar en nuestra capacidad de toma de decisiones o darnos más poder para alcanzar un mejor acuerdo.

En su entretenido y reflexivo libro. Wait (Esperar), Frank Portnoy relata una historia de la división de triaje (un método de la medicina de emergencias y desastres para la selección y clasificación de los pacientes basándose en las prioridades de atención) de un gran hospital en los EE.UU. Un cirujano actúa rápidamente cuando la situación que se le presenta es evidente, o se ha observado muchas veces antes.

Pero cuando se enfrenta a una nueva situación o  existe cierta  incertidumbre sobre el paso a seguir, en lugar de hacer lo primero que se le ocurre, se le sugiere que espere y observe, solo entonces podría actuar sobre la marcha en función de como cambia la situación.

En este mundo, de simplemente “hazlo”, tal vez ocasionalmente “no hacer algo” puede ser lo correcto después de todo.

 

Alan Smith

Alan Smith
Más de Alan Smith:
¡¡Cuánto!!
De otro planeta
Volver a Insights

Suscríbete a nuestro blog

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply. We value your privacy. For more information please refer to our Privacy Policy.