Volver a Insights

La escritura en la pared

Stephen White
theresa-may.jpg (1)
© Alexandros Michailidis | Shutterstock.com

Todos pueden identificarse con ese sentimiento devastador cuando la presentación brillante que pretendía hacer sale horriblemente mal. Los síntomas son fáciles de detectar: ​​la audiencia no se involucra, la contraparte negociadora se niega a aceptar el razonamiento, el jefe obviamente está decepcionado. Así que seguramente deberíamos sentir empatía con la señora May.

 

Aparentemente, fue menos que convincente cuando abogó por una prórroga para el Artículo 50, en la última cumbre de la UE el 22 de marzo. Su actuación, se describió como "90 minutos de nada", y los líderes de la UE atribuyeron su discurso y las preguntas y respuestas posteriores como un factor importante en su fracaso para lograr sus objetivos sin condiciones. Ella tiene una reputación en este contexto. El desastre en la conferencia del Tory Party en 2017, cuando tuvo un ataque de tos y la escritura se cayó de la pared, y el discurso en sí fue mediocre. Perdió su voz en la Cámara de los Comunes cuando elogió el Acuerdo de Retirada en la segunda votación significativa, seguida de una segunda gran derrota.

 

Todos sabemos que la buena preparación y la buena ejecución son claves. Pero como la Sra. May, a menudo no cumplimos con estas premisas. ¿Por qué? Aquí hay cinco consejos para la Sra. May cuando se dirija a la UE nuevamente.

 

  1. Ensaye: ¡No confíe en su don de discurso, especialmente si no lo tiene! Al menos escriba y diga en voz alta su declaración de apertura y asegúrese de que capturen la esencia de su mensaje. Haga que sus colegas, en el ensayo, hagan las preguntas que le pueden hacer en el evento real y así practique y afine las respuestas.
  2. Crea en su mensaje. No será convincente si no está convencida sí misma. No trate de vender aquello con lo que no está de acuerdo. (Quizás esta frase es un resumen de la debacle del Brexit).
  3. Si su actuación anterior pareció inestable, céntrese en el futuro. No permita que la otra parte se fije en problemas anteriores y no siga repitiendo argumentos que no fueron convincentes. Mejor concentrar sus mentes en lo que quiere que suceda a continuación.
  1. Duerma bien la noche antes de su reunión: no proyectamos adecuadamente cuando estamos cansados ​​o con resaca. Si no se siente bien, considere enviar a un colega en lugar de acudir usted mismo.
  2. La mayoría de las veces, sea breve. La forma más fácil de equivocarse es ir alargando el argumento mucho tiempo.

 

 

Stephen White
Más de Stephen White:
En El Engaño
El Asalto
Volver a Insights

Suscríbete a nuestro blog

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply. We value your privacy. For more information please refer to our Privacy Policy.