Volver a Insights

Comprar Por Internet – No Tanto Como Podría Desear

David Bannister

Recientemente cuando leía el periódico, encontré un artículo escrito por una periodista que celebrara la desaparición, como ella le llamaba, al “Trajeado Vendedor de Coches” cuyas actitudes sexistas, al parecer en el pasado, eran los responsables que hacían que las mujeres “hablaran con el hombre de la casa” antes de tomar una decisión. Este artículo expone algunas estadísticas reveladoras para el mercado de coches nuevos y usados (o de segunda mano) en el Reino Unido.

Internet ha permitido que la gente cambie sus hábitos de compra cuando adquiere un coche. Antes de Internet, un británico medio, visitaba el concesionario una media de cinco veces antes de realizar la compra. Ahora, la mayoría de nosotros realizamos nuestra investigación “On-Line”. Podemos elegir nuestro nuevo coche, buscar financiación y organizar la venta del coche anterior “On-Line”, todo esto sin poner los ojos en el “Vendedor Trajeado”.

Aparentemente en el Reino Unido el número de visitas a concesionarios ha caído de 30 millones a 15 millones este año y se espera que en 2018 sean de 7 millones. ¡Que revolución! Se dice que la segunda compra más importante después de una casa es un coche, y nos movemos a hacerlo sin ninguna interacción humana - ¡Increíble! ¿Lo es? Cuando compre mi actual coche, hice lo que se aprende en Scotwork – Enriquecí el acuerdo, negociando punto por punto con el concesionario y conseguí algunos extras que hizo la compra un poco más dulce y personal. Para Jane, mi esposa, el extra más importante fue el oso de peluche con una camisita que llevaba el logo de la marca del coche, que ella introdujo como “una cosa más” justo cuando mi bolígrafo se dirigía hacia el contrato.

¿Alguna vez ha tratado de negociar con su portátil? Déjeme decirle que no funciona. Me pregunto si esta nueva forma de comprar por Internet es algo que realmente funciona en beneficio de los vendedores. El titular en su página web puede ser el precio, pero ¿Qué pasa con todas las otras cosas que valoramos cuando compramos un pedazo de metal para sentarse en una autopista y hacer una declaración a nuestros vecinos? ¿Es importante que vengan a recogerlo y entregarlo cuando tiene su mantenimiento anual? ¿Nos lanzaran un peluche suave y esponjoso?

¿Estamos siendo puestos los compradores de coches en un lugar que sirve más a  los objetivos de los concesionarios y reduce nuestro ámbito de negociación? Realmente no lo sé, pero os sugiero que la próxima vez que quiera unas ruedas nuevas, haga una investigación utilizando todos los medios, tómese un tiempo para reunirse con el hombre trajeado y dese cuenta lo mucho que él quiere cerrar un acuerdo con usted y asegurarse que le ha dado su equivalente al oso de peluche.

 

David Bannister

David Bannister
Más de David Bannister:
En Desacuerdo Con La Gracia
En mi lugar
Volver a Insights

Suscríbete a nuestro blog

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply. We value your privacy. For more information please refer to our Privacy Policy.