dalmatian-dots.jpg

¿Qué tenemos en común los humanos con los gallos?

Publicado: sep. 02 , 2019
Autor: Alan Smith    

 

Parece que los humanos no son las únicas criaturas que mienten para obtener lo que queremos.

Las formas de vida cibernéticas más complejas, las más superiores (cyborgs como lo describe James Lovelock en su nuevo libro, Novacene) están aprendiendo a engañar y han demostrado su habilidad al vencer a los campeones mundiales en Go y ajedrez. Ambos juegos requieren un cierto grado de subterfugio y una enorme cantidad de astucia.

Parece que la capacidad de hacer trampa (término peyorativo) no se limita a la inteligencia sofisticada, ¡incluso las gallinas lo están haciendo!

Esto se mostró en un nuevo programa de Radio 4 de la BBC esta semana, llamado El poder del engaño. Parece que todo el reino animal está involucrado en este acto. Desde calamares astutos hasta cucos engañosos, algunas especies recurrirán a niveles realmente sorprendentes de engaño y trampas para ganar ese compañero u obtener más comida. Y cuando se trata de animales sociales como los humanos, resulta que mentir, o al menos esas pequeñas mentirijillas, tal vez sean el pegamento social que nos une a todos.

Aparentemente, el Gallo hace un ruido que significa la proximidad de la comida para atraer a las gallinas al corral, para que pueda aparearse con ellas. En esencia, se transmite genéticamente en el reino animal, que cuanto mejor mentiroso sea el pollo, más probable es que sus genes se propaguen. Lo principal, para cualquier forma de vida, es la existencia.

Entonces, la próxima vez que esté jorobado porque alguien ha modificado un poco la verdad  ten cuidado de no hacer tú lo mismo.

La honestidad es, generalmente, la mejor política. La honestidad significa que no tienes que estar al tanto de las mentiras que has dicho o arriesgarte a ofender a las personas que podrían descubrir que les has mentido.

Mentir en sí mismo no es moralmente algo bueno, pero a veces puede usarse para evitar hacer o permitir que sucedan cosas peores. Si puedes evitar herir los sentimientos de alguien con una pequeña mentira, ese podría ser el mejor recurso, dependiendo de cuanto herido vaya a estar la persona por la verdad.

Muchas de las mentiras que decimos son bastante inocentes, o incluso amables, como: "Le dije que su pelo le quedaba bien cuando pensaba que parecía un huevo hervido enrollado en el pelo de perro". Algunas se usan para ocultar la vergüenza, como fingir que no se había despedido de un compañero. Bella DePaulo, psicóloga de la Universidad de California en Santa Bárbara, que realizó un extenso estudio sobre las mentiras, dice que los participantes en su estudio no sabían cuántas mentiras contaban, en parte porque la mayoría eran tan "normales y tan esperadas que simplemente las ignoraban".

Cuando las personas usan las mentiras para manipular a otros o para engañar adrede es más preocupante. Y esto sucede con más frecuencia de la que piensas.

Entonces, la próxima vez que escuche, todos los demás son mucho más baratos que usted, solo nos queda uno de esos o por qué sus condiciones de pago son mucho más largas / cortas que otras, solo ten en cuenta que el comportamiento puede no ser todo lo verídico que parece.

Está en los genes.


COMPARTIR

blogAuthor

Sobre el Autor:

Alan Smith    
No bio is currently avaliable

SUSCRÍBASE A NUESTRO BLOG

Nos importa su privacidad. Para mayor información lea nuestra Política de Privacidad


ENTRADAS RECIENTES


TAGS

Último Blog:

Lo que se debe y no se debe hacer al negociar por correo electrónico

Un estudio reciente de Mckinsey publicado en la página web de Harvard Business Review descubrió que el trabajador medio a tiempo completo gasta alrededor del 28% de sus horas de trabajo a la semana revisando y respondiendo correos electrónicos. Eso es aproximadamente 2 horas y media de su día de trabajo dedicado a comunicarse electrónicamente con colegas, clientes y otras partes con las que está negociando. Sin embargo, según una encuesta encargada por Adobe que apareció en Huff Post, ¡algunos profesionales pueden pasar hasta 6.3 horas al día en el correo electrónico! Esto puede cambiar a medida que la Generación Z prefiera la mensajería instantánea, mensajes de texto y foros de colaboración.

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png