naughty-nice.jpg
© Lori Sparkia | Shutterstock.com

¿Travieso o bueno?

Publicado: dic. 20 , 2018
Autor: Alan Smith

Todos los niños saben que es la época del año en la que Papá Noel ha revisado todas las acciones buenas y malas (y los pensamientos) que han tenido, mientras se sienta en su helado  sillón del Polo Norte, tratando de averiguar qué regalito van a recibir en la mañana de Navidad.

También es una maravilla observar el crecimiento y lo que puede cambiar un niño en un solo año.

Será mejor que no estés en la lista mala para que el regalo que estás esperando llegue.

Por ejemplo, cuando trato de negociar un asunto importante, ¿me interesa ser travieso o amable?

¿Qué quiero decir con comportamiento travieso? ¿Qué tal mentir, hacer trampa, ser agresivo, pedir el sol cuando es de noche, ser grosero, llegar tarde, ser desagradable y en general obstinado? En general, tratar al otro lado sin respeto ni empatía.

Probablemente todos hemos tenido que lidiar con personas así en algún momento de nuestras vidas.

El problema con lo bueno es que tiene una mala reputación. ¿Quién quiere ser visto como bueno?

Un amigo mío fue elegido como el mejor chico de su oficina, y eso lo volvió loco. Quería que lo vieran como un tarado y peligroso. No a alguien a quien le gustaba estar en la cama a las 9, con una taza de chocolate caliente.

Puede verse como soso y anodino. Peor aun ,ser exitoso puede no ser visto como sinónimo de ser bueno.

Pero la realidad es que nos gusta mucho la amabilidad y según en qué persona aún más.

Queremos poder confiar en las personas con las que tratamos y que nos gusten también.

Ser amable nos permite conseguir  los objetivos. No estoy hablando de ser suave; la dureza todavía se puede manifestar de una manera agradable. Ser un desafío para nosotros mismos y, para los demás,no tiene que ser perjudicial, y de hecho, la falta de conflicto puede considerarse apática; lo que cuenta es la forma en que manejamos estos conflictos. Preferiría mucho más ,colaborar y encontrar formas de trabajar con la otra parte de manera amistosa y colaborativa, aunque no funcionara, pero aun así tratar con ellos de manera agradable.

Un colega mío explica esto  de mejor manera. Dice que  él nunca sería malo ni desagradable en la negociación real, pero que  siempre es agresivo consigo mismo al definir sus objetivos.

Ser amable podría incluso conseguirte un mejor acuerdo. Aunque no estoy  al 100% seguro de que eso sea verdad en todas las situaciones.

Pero es una buena manera de vivir.

Que tengas una maravillosa navidad y un feliz 2019.


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

SUSCRÍBASE A NUESTRO BLOG

Nos importa su privacidad. Para mayor información lea nuestra Política de Privacidad


ENTRADAS RECIENTES


TAGS

Último Blog:

Domar el ego

"¡No hay forma de que podamos perder este trato!", Alardeó mi jefe de desarrollo de negocio. De hecho, estaba tan seguro de que el acuerdo estaba en nuestro bolsillo que presionó con éxito al equipo ejecutivo para que invirtiera antes de ver el contrato final. Puede que te sientas avergonzado, porque probablemente ya has predicho que va a ocurrir, pero te sorprenderá el resultado final.

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png