2019_03_11-balance1.jpg
© Alan Smith

Sacando a los perros

Publicado: mar. 14 , 2019
Autor: Alan Smith

A pesar de mi reticencia, terminamos adoptando un nuevo perro hace tres semanas (ver imagen arriba).

 

Dije que no quería un cachorro, por razones obvias y malolientes, ¿mi hija me pidió que definiera a un cachorro? Debería haberlo visto venir y evitar la señal obvia, lo reconozco, ¡pero ahora tenemos un perro adolescente de 10 meses llamado Grouse! Técnicamente no es un cachorro, pero sigue siendo joven, loco y bonito como el que más.

 

Los niños son los mejores negociadores (incluso los de 23 años). Cuando ella sugirió que trajésemos  a Grouse por unos días a modo de prueba, sin compromisos, solo para ver si él podría convivir con nuestro Labrador mucho más mayor, el gatillo emocional se disparó. No podía eludir ese trato bajo ninguna circunstancia.

 

Lo bueno de Grouse es que ha sido entrenado para la caza. No es que yo cace, de hecho tengo un verdadero problema con la caza. ¿Por qué alguien se complacería en matar algo que no conoce?.

 

Pero él ha sido entrenado de manera brillante y, por una vez en mi vida, tengo un perro que hace lo que le dicen. Por ahora, al menos.

 

Camina hasta que no nos ve, espera, viene a mi lado después de 3 pitidos agudos en un silbato y generalmente se comporta bien con otros perros y, ciertamente, con personas. Mi intención es mantener ese nivel de comportamiento alto, lo que requiere mucho más entrenamiento y esfuerzo constante por mi parte y por parte de toda la familia para garantizar que no solo continúe haciendo lo que  hace ahora, sino que también continúe mejorando. Los perros de trabajo pueden aburrirse si no entrenan y hacen ejercicio constante.

 

Eso es exportable para todos nosotros cuando construimos ciertos niveles de habilidad y competencia.

 

Uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos como instructores de habilidades de negociación comercial es cómo garantizar que las valiosas lecciones que nuestros participantes aprenden de nuestros cursos de negociación continúen siendo utilizadas e integradas en su práctica diaria de negociación.

 

Ofrecemosformación repetida, refuerzo online, consultoría de negociación, y talleres de entrenamiento. Pero en realidad, esta manera  de formar funciona mejor cuando es reforzada constantemente por el individuo y por la organización.

 

El cumplimiento y la constancia son factores críticos a la hora de decidir cambiar realmente el comportamiento.

 

 

Hay un viejo proverbio chino que dice:

 

Ten cuidado con tus pensamientos, porque tus pensamientos se convierten en tus palabras.

Ten cuidado con tus palabras, porque tus palabras se convierten en tus acciones.

Ten cuidado con tus acciones, pues tus acciones se convierten en tus hábitos.

Ten cuidado con tus hábitos, porque tus hábitos se convierten en tu carácter.

Ten cuidado con tu carácter, porque tu personaje se convierte en tu destino.

 

La forma de pensar, hablar y actuar en las negociaciones dentro de su organización marca la diferencia sobre la construcción de negociadores comerciales sólidos que hagan mejores negocios a largo plazo al mismo tiempo que refuerzan las relaciones.

 

¡Hazlo mal u olvídate de hacer los caminos duros, y estarás ladrando al árbol equivocado!

 

 

Envíe un correo electrónico a Jorge Borrego , Jorge.borrego@scotwork.com o llámelo al 914354999 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a negociar de manera más efectiva.


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

SUSCRÍBASE A NUESTRO BLOG

Nos importa su privacidad. Para mayor información lea nuestra Política de Privacidad


ENTRADAS RECIENTES


TAGS

Último Blog:

Lo que se debe y no se debe hacer al negociar por correo electrónico

Un estudio reciente de Mckinsey publicado en la página web de Harvard Business Review descubrió que el trabajador medio a tiempo completo gasta alrededor del 28% de sus horas de trabajo a la semana revisando y respondiendo correos electrónicos. Eso es aproximadamente 2 horas y media de su día de trabajo dedicado a comunicarse electrónicamente con colegas, clientes y otras partes con las que está negociando. Sin embargo, según una encuesta encargada por Adobe que apareció en Huff Post, ¡algunos profesionales pueden pasar hasta 6.3 horas al día en el correo electrónico! Esto puede cambiar a medida que la Generación Z prefiera la mensajería instantánea, mensajes de texto y foros de colaboración.

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png