dirty-tricks-ebook.jpg

Que Vergüenza

Publicado: may. 04 , 2017
Autor: Alan Smith

Muchas personas ven la negociación como una serie de trucos, tácticas y palancas, algo así como un juego diseñado para socavar la confianza y arrebatar el control. Pueden ser creativos, innovadores incluso, y contra los no cualificados a menudo eficaces. El problema con un enfoque táctico, sin embargo, es cuando te encuentras con un oponente experto.

Cualquiera que haya visto a Inglaterra jugar con Italia en el reciente campeonato de rugby entre seis países, habrá visto a los italianos adoptar un enfoque táctico que Eddie Jones, el entrenador de Inglaterra sugirió que no era rugby, sino baloncesto. Una loca aberración.

Esencialmente y no tengo ninguna intención de entrar en la profundidad real de detalle, los italianos decidieron no ir por la bola cuando tocaba tierra o se formaba una melé. Esto significaba que ningún jugador podía estar en fuera de juego y permitió que el equipo italiano interviniera en el camino de los jugadores de Inglaterra, ya que intentaron alejar el balón del tackle.

Como una táctica funcionó, inicialmente. Como aficionado de Inglaterra, me sorprendió que siguiera funcionando para casi la mitad del juego. Me avergüenzo de ellos.

Sin embargo, una vez que la táctica había sido reconocida, Inglaterra tuvo la habilidad para encontrar una solución, simplemente corrió directamente a través de la mitad de la ruck.

El equipo ganador de la Copa del Mundo de Sir Clive Woodward recibió una llamada conocida como "Kit Kat", cuando un jugador nominado cayera herido y forzara un descanso en el juego, para comprar tiempo para pensar. No creo que les hubiera tomado una mitad completa para resolver las cosas.

En mi opinión un negociador multidimensional experto, triunfa en una dimensión unidimensional. Como resultado, el negociador táctico a veces recurre al final menos ético del enfoque táctico para ganar control.

Trucos sucios diseñados para desorientar, equivocar el pie, pista lateral, socavar la confianza y generalmente engañar o incluso mentir para ganar. Piense en los futbolistas que se tiran al campo, enseñan supuestas cartas a los árbitros o fingen lesiones cuando corren.

Cuidado con ellos. Úselas si quiere, aunque no somos fans. Pero utilícelos con cuidado y considerando el largo plazo. Jugadores de fútbol que hacen estos trucos y no reciben las sanciones que se merecen, les costara mucho rehabilitar su reputación. Engáñame una vez y la vergüenza será para ti, engáñame dos veces y la vergüenza será para mí.

Como negociadores profesionales vemos muchos trucos y tácticas sucias. Algunos de los más comunes y obvios están disponibles en nuestra descarga gratuita de libros electrónicos:

www.scotwork.com/dirty-tricks


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

Último Blog:

Temporada De Exámenes

Estamos en medio de los exámenes de acceso, probablemente el momento más estresante en la vida de nuestros jóvenes en mi humilde opinión. Estos son los grandes. Los que configuran su futuro de muchas maneras, ya que ayudan a ponerlo en una trayectoria de opciones de trabajo y cursos universitarios que pueden decidir en cierta medida el resto de su vida. No nos metamos en un debate sobre cuán calificado es un joven de 18 años para tomar esas decisiones, y como dijo Oscar Wilde, ¡ojalá fuera lo suficientemente joven como para saberlo todo! Digo todo esto con cierta inquietud…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png