La práctica hace casi la perfección

Publicado: ene. 17 , 2013
Autor: Alan Smith

La práctica compensa.

La senda hacia la inmortalidad del golfista Rory McIlroy entró esta semana en una nueva fase tras el anuncio oficial de un acuerdo de patrocinio con Nike de casi 30 millones de Euros, con el que McIlroy se unirá a Tiger Woods luciendo las prendas y el equipamiento de la marca norteamericana.

Para llegar a ser tan bueno como es, el compromiso de McIlroy con el golf comenzó desde que era un chaval. Sus padres le apoyaron hasta el punto de que su madre tuvo un tercer trabajo como limpiadora para poder pagar las clases del joven McIlroy, las cuales desde luego han compensado con creces.

La práctica y el entrenamiento le han permitido alcanzar la perfección. Jugar a cualquier cosa que requiera de habilidades, como el golf, sin practicar, es completamente "naïve". Sin embargo, es alarmante la cantidad de directores comerciales que practican negociaciones sin entrenamiento, con el potencial coste que conlleva.

Aquí van tres razones de por qué es así:

Practicar sin entrenar genera malos hábitos.Mis hijos aprendieron a esquiar de pequeños. Yo no di clases de verdad hasta los 48 años. Ellos aprendieron lo básico pronto y bien. Yo no. Ellos no cogieron malos hábitos. Yo sí lo hice. Los profesores mandaban a mis hijos a nuevas pistas pero conservando su estilo. Yo iba de pista en pista arrastrando mi mal estilo. Como puede suponer, mis hijos son ahora mucho mejores esquiadores que yo. Fueron correctamente instruidos, mientras que yo aprendí a esquiar a trancas y barrancas, repitiendo mis errores e integrándolos en la práctica.

La práctica hace la perfección sólo si se hace correctamente.Practicar durante horas no crea automáticamente habilidades. Imaginemos, por ejemplo, que somos golfistas y vamos a la cancha de prácticas y tiramos cien bolas. Quizás uno tenga la sensación de haber hecho algo bueno para mejorar, aunque seguramente solamente se haya practicado el swing que se tenía, fuese bueno o malo. Muy distinto sería establecerse unos objetivos: imaginarse un circulo de 30 metros de diámetro y no alejarse hasta que el 80% de las bolas caigan dentro de este objetivo. Ésta sí sería una práctica productiva.

Practicar con un experto que pueda informarnos.Sus trabajadores están negociando desde el primer día en el trabajo. Y desde ese día se están creando sus hábitos y sus actitudes. ¿No sería lo más conveniente para esas personas y para la organización comenzar su formación desde que empiezan en sus puestos de trabajo? ¿Quién en su compañía puede ayudar a practicar de la mejor manera posible?

 

El instalar pronto las piedras angulares compensa con creces en el futuro.


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

SUSCRÍBASE A NUESTRO BLOG

Nos importa su privacidad. Para mayor información lea nuestra Política de Privacidad


ENTRADAS RECIENTES


TAGS

Último Blog:

El tamaño ideal de un equipo negociador.

Negociaciones: ¿'Holgazanería social' en la mesa? Para las negociaciones de alto riesgo, decidir la cantidad de personas en la mesa es una parte importante de la planificación. La respuesta se encuentra en algún lugar entre los viejos dichos, "dos cabezas son mejores que una" y "demasiados cocineros estropean el caldo". Se puede obtener orientación sobre el tamaño del equipo a través del trabajo pionero de Maximillian Ringlemann, un científico francés del siglo pasado. El interés de Ringlemann estaba en el poder y ene esos años, la fuente de poder más común era el caballo. Enganchó un caballo a un instrumento de medición y determinó la cantidad de energía generada.

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
award 1.jpg
award 2.jpg
Scotwork CPD 2020