La creatividad debe ser fomentada, no aplastada

Publicado: abr. 18 , 2013
Autor: Claudio Cubito

Cuando el pintor James McNeill Whistler era un cadete en West Point, le pidieron que dibujase un puente en la clase de ingeniería. Whistler pintó un puente espectacular en el que aparecían dos chicos pescando. Esta inclusión deliberada no gustó al instructor, quien le pidió que lo volviera a pintar pero esta vez sin los jóvenes pescadores sobre el puente.

Whistler obedeció las órdenes, pero sin renunciar completamente a su visión: dibujó de nuevo el puente, pero esta vez los chicos aparecían pescando a la orilla del río.

Tras las amenazas de que le suspenderían el curso si los pescadores volvían a aparecer, Whistler hizo un nuevo dibujo, sin los pescadores. Pero en la orilla, como monumento a la muerte de la creatividad, estaban en piedra dos bustos con los nombres de los dos chicos.

Entendemos perfectamente que su empresa necesite procedimientos y reglas, pero su enfoque del liderazgo debería ser compatible con el fomento de la creatividad en su equipo. ¿En su compañía existe una cultura más bien de mando que prima la rigidez o una que permite la flexibilidad, siempre que esta sea correcta y pueda conducir a un buen resultado?

¿Y qué es lo que define un "buen resultado" en una negociación? La respuesta puede parecer sencilla, pero muchas veces las organizaciones establecen definiciones demasiado limitadas (por ejemplo en términos de dinero), sin especificar su importancia en relación con otros objetivos (preservar la reputación, creación de valor a largo plazo, establecimiento de relaciones...)

Objetivos, presupuestos, bonuses y transmisión de información están basados normalmente en números y datos que rara vez tienen en cuenta los criterios que deberían componer "un buen resultado", lo que entorpece la creatividad.

Los buenos negociadores piensan creativamente.

Las organizaciones tienen que alentar a sus equipos para que desarrollen su creatividad, lo que les permitirá tener ideas nuevas e impedirá bloqueos en las negociaciones.

Tal y como quedó plasmado en el cuadro de James McNeill Whistler, una vez muertos, tendremos mucho tiempo para estar petrificados... movámonos y seamos creativos mientras estemos vivos.

 

Claudio Cubito


COMPARTIR

blogAuthor

Sobre el Autor:

Claudio Cubito
No bio is currently avaliable

SUSCRÍBASE A NUESTRO BLOG

Nos importa su privacidad. Para mayor información lea nuestra Política de Privacidad


ENTRADAS RECIENTES


TAGS

Último Blog:

Lo que se debe y no se debe hacer al negociar por correo electrónico

Un estudio reciente de Mckinsey publicado en la página web de Harvard Business Review descubrió que el trabajador medio a tiempo completo gasta alrededor del 28% de sus horas de trabajo a la semana revisando y respondiendo correos electrónicos. Eso es aproximadamente 2 horas y media de su día de trabajo dedicado a comunicarse electrónicamente con colegas, clientes y otras partes con las que está negociando. Sin embargo, según una encuesta encargada por Adobe que apareció en Huff Post, ¡algunos profesionales pueden pasar hasta 6.3 horas al día en el correo electrónico! Esto puede cambiar a medida que la Generación Z prefiera la mensajería instantánea, mensajes de texto y foros de colaboración.

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png