workers-picking-fruit.jpg
© Peter Braakmann / Shutterstock.com

¿Quién Recogerá La Fruta?

Publicado: jul. 27 , 2017
Autor: Robin Copland

Es sorprendente la cantidad de personas que entran en negociaciones sin tener una idea clara de sus límites. "Vamos a ver cómo nos va", parece ser un pensamiento bastante ingenuo y, por supuesto, dejan abiertos el riesgo de conseguir un acuerdo pobre y poco rentable al final.

Es poderoso conocer nuestros límites, especialmente cuando tenemos firmado un acuerdo con la dirección de nuestra empresa. Piense en ello: la otra parte le esta exigiendo agresivamente que usted mejore sus términos, pero usted sabe que lo que está pidiendo está más allá de sus límites. De repente, todas sus posturas y agresiones se ven como son, y usted puede responder de una manera tranquila y contemplativa, en pleno y cierto conocimiento de que será respaldado por la alta dirección.

Como digo yo - muy poderoso.

Pero luego existe la situación en la que tiene demasiados límites - cada tema tiene una "línea roja". Esto es especialmente común.

  • Cuando la empresa u organización es dirigida "por un comité"
  • Cuando hay varios intereses creados involucrados en el proceso de toma de decisiones
  • Y donde esos intereses creados son la "convicción" de la gente, en contraposición a los pragmatismos.

En el Reino Unido en este momento, estamos a punto de involucrarnos en las negociaciones Brexit con nuestros socios en la Unión Europea. El hecho de que el país haya votado (en un 52% - 48%, por lo que apenas es un respaldo importante) abandonar la UE ha permitido que varios políticos "convictos" extremos salgan de sus guaridas y proclamen en voz alta, sin importar la realidad de su posición, que tal y tal cuestión es una "línea roja" para ellos; de hecho, ¿cómo se atreve alguien a sugerir lo contrario a la luz de la "decisión democrática del pueblo"?

Mientras escribo este artículo aparecen "líneas rojas" por parte de varias personas.

  • Control de nuestras fronteras con estrictos controles de inmigración. Theresa May, la primera ministra del Reino Unido, ha dicho que no debe haber límites en las personas de talento y habilidad que vienen al Reino Unido, aunque hasta ahora ha permanecido en silencio sobre los 80.000 trabajadores migrantes que se necesitan cada año para recoger fruta en el Reino Unido. Hay un déficit de 20% este año y se le atribuye a la Gran Bretaña ser un país "racista" y "xenófobo" a la luz del voto Brexit.
  • Volver a tener el control de los sistemas legales Británicos (utilizo el plural porque Escocia tiene un sistema legal completamente separado e independiente del resto del Reino Unido)
  • Eliminación del Reino Unido del "mercado único", coincidentemente el mercado más grande del mundo y uno que el Reino Unido fue instrumental en la creación
  • Retiro de la Unión Aduanera
  • Renegociación de los pagos pendientes del presupuesto de la UE.

¡En otras palabras, casi todo!

David Davies es el Secretario de Estado para la salida de la Unión Europea y todo esto hace que su vida como negociador sea aún más difícil. El tiene por lo menos - e inusualmente para un político en el Reino Unido – experiencia como negociador y empresario, ha trabajado en altos cargos para Tate y Lyle por muchos años antes de ser un político.

Oh, pero espere; él era uno de los que quería salir y logró persuadir al 52% de la población que querían también salir - algo sobre £ 350m por semana para el NHS, me parece recordar.

Buena suerte para el próximo par de años. A disfrutar.


COMPARTIR

Robin Copland

Sobre el Autor:

Robin Copland
Tengo experiencia en ventas, en marcas como Del Monte, Campbell y Nabisco para reatail, a continuación, trabajé en el sector hotelero, en venta y comercialización de marcas de gama alta como Gleneagles Hotel y el St Andrews Old Course Hotel a un mercado internacional.

Leer más sobre Robin Copland

Más artículos de Robin Copland

Último Blog:

DUPed

Dos son compañía; 27 es una multitud. Puede ser complicado negociar con una sola parte, pero cuando hay 27 intereses divergentes en el otro lado de la mesa, se vuelve aún más difícil. Eso es solo parte del desafío que el gobierno del Reino Unido tiene en sus negociaciones Brexit. En la mayoría de las negociaciones, el negociador no está negociando para su propio beneficio; casi siempre representan una coalición de intereses. Si esa coalición está unida en su mandato al negociador, entonces él o ella pueden tener muy poco margen de maniobra. Cualquier concesión más allá del mandato tendrá que volver a la coalición para su aprobación. Sin embargo, si hay desunión entre la coalición, entonces la habilidad del negociador para llegar a un acuerdo es fatalmente defectuosa…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png