chinese-puzzle.jpg
© anaken2012 / Shutterstock

Cuando Tenía Siete Años…

Publicado: ago. 31 , 2017
Autor: Annabel Shorter

La semana pasada vi un documental de la BBC muy interesante titulado “No More Boys And Girls; Can Our Kids Go Gender Free?”. El documental se basa en una clase de niños de siete años de edad, para quienes el objetivo es eliminar o reemplazar algunos de los estereotipos, comportamientos y sesgos ya arraigados y, a su vez, crear resultados más positivos para ambos sexos.

La primera parte se les vio estudiar a los niños para ver cómo estas diferencias se manifiestan. La evidencia sugiere que las niñas están subestimadas en lo bien que lo van a hacer en las pruebas de fuerza, mientras que los chicos están sobreestimados. Esto, a pesar del hecho, que aparentemente no hay diferencias discernibles fisiológicamente en los músculos de los dos grupos.

Mi cabeza de negociadora  no podía dejar de preguntarse si esto continúa en nuestra vida de negocios más tarde. En mi experiencia, las mujeres son mucho más propensas a minimizar sus fuerzas o moderar sus demandas. Tienden a negociar por un objetivo más fácilmente. La idea del "síndrome del impostor" es que cuando los dos sexos miran un anuncio de trabajo, los hombres se enfocarán en lo que pueden hacer con una actitud que dice que el resto del trabajo probablemente lo puedan hacer bien. Las mujeres, por otra parte, se centran en las lagunas y en las que pueden quedarse cortas.

Un informe interno de Hewlett Packard fue tan lejos como para sugerir que un hombre aplica para un trabajo si cree que puede hacer el 60% del mismo, para una mujer que las cifras se elevan al 100%!

¿Están las mismas fuerzas en juego?

James Damore de Google fue despedido recientemente por sugerir que hay razones biológicas por las que las mujeres no son tan adecuadas para carreras en tecnología. Digamos educadamente que lo encuentro difícil de creer. Por supuesto, no puedo decir definitivamente que él está equivocado, ya que no soy científico.

Sin embargo, observé con interés como los expertos en el mismo programa de la BBC mostraron escaneos de los cerebros de los niños que prácticamente no muestran diferencias a esa edad.

A pesar de este hecho, hubo una considerable brecha en las habilidades de los dos sexos para resolver rompecabezas 'tangram'. Éstos requieren que las formas sean giradas para formar una forma más grande. La conclusión fue que la diferencia podría atribuirse esencialmente a la práctica. Afirmó que «el cerebro es un órgano plástico, moldeado por experiencias, en el que la infancia es clave».

Los niños pequeños compran sets de Lego y Meccano desde una edad temprana y las niñas. Como resultado, no es que no puedan hacerlo, simplemente no se les ha pedido, esperado o alentado. Al final del experimento de seis semanas, las diferencias habían sido casi enteramente uniformes.

Seguramente la misma lógica podría aplicarse a nosotros como adultos. Hombres o mujeres, entre más estemos expuestos a oportunidades para negociar, para empujarnos a nosotros mismos, para aprender nuevas habilidades, más cómodos y expertos nos convertimos.

Annabel Shorter

¡Únete a nosotros en uno de nuestros talleres de Mujeres en Negociación mientras exploramos estos temas y te ponemos en control!


COMPARTIR

Annabel Shorter

Sobre el Autor:

Annabel Shorter
¡Graduada en Historia Política, que se inició en un puesto de ventas de Castrol! Me convertí en Trade Marketing Manager de Levi Strauss en el Reino Unido, estuve en contacto con numerosas y continuas negociaciones con clientes, personal y partes interesadas. Trabaje para Ventas y Marketing en la industria de las telecomunicaciones, en concreto Cable & Wireless y Virgin Mobile.

Leer más sobre Annabel Shorter

Más artículos de Annabel Shorter

Último Blog:

Aplastado

A mí me resulta bastante difícil escribir, ya que soy una persona de cierto tamaño, pero seguiré adelante de todas maneras con la esperanza de que nadie se ofenda. Recientemente, en unas vacaciones en los Estados Unidos, mi esposa y yo viajamos con una aerolínea Low Cost dentro de los EEUU. Si escribo esto es porque, en principio, esta aerolínea hace que Ryanair se parezca al hotel Savoy de la industria aérea, ya podéis saber a lo que me refiero. De alguna manera, me asignaron el asiento 4B en un avión que supuestamente estaba completo - un asiento del medio; mi esposa estaba en el asiento 4E - un asiento del medio en el otro lado del pasillo. No había hecho la pre-reserva del asiento por $ 25 cada asiento; ¿Qué tan lleno iba a ser el vuelo de Phoenix-Mesa a Rapid City, por el amor de Dios? Resultó ir muy lleno. ¿Quién iba a saberlo? Cuando estábamos esperando para abordar…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png