Aprender De Los Niños De 4 Años

Publicado: feb. 12 , 2015
Autor: Stephen White

Un reciente documental de televisión (La Vida Secreta a Los 4 Años) dio una fascinante visión de la forma en que los adultos trabajan. Los productores de cine pusieron en una guardería cámaras ocultas, y pusieron a un grupo de niños de 4 años a interactuar entre sí, bajo la supervisión de dos profesores expertos, y secretamente vigilados por un grupo de psicólogos infantiles.

Una vez identificados algunos de los rasgos de personalidad de los niños, se dividieron en dos grupos y se les invito a construir una casa con cajas de cartón y luego decorarla. Los grupos fueron preseleccionados; uno tenía a los niños más dominantes y el otro a los menos dominantes. Se les dijo que el equipo que construyera la mejor casa sería el ganador. Ambos grupos empezaron el proyecto con entusiasmo, pronto dio paso a las discusiones y una eventual pérdida de interés entre el grupo dominante, ya que cada miembro competía por la supremacía. Se olvidaron de trabajar en equipo y el resultado fue que ninguna casa fue construida. Mientras tanto, los miembros del grupo menos dominante en silencia consiguieron el trabajo, trabajaron bien juntos, realizaron un buen esfuerzo y ganaron el premio.

Los negociadores, a menudo sientes que ser el macho alfa (o su equivalente femenino) es una ventaja, porque su comportamiento se apodera de la iniciativa y, a menudo asusta a la otra parte llevándola a la sumisión. Tal vez es bueno, pero en la mayoría de las negociaciones, los negociadores tienen que adaptar su personalidad para actuar como miembros de un equipo. Una receta para el desastre es cuando el equipo se compone de negociadores dominantes.

Esta situación se está gestando en las negociaciones que tendrán lugar entre el nuevo gobierno griego y la Troika europea. Ambas partes (equipos) están llenos de egos. En el lado griego el señor Tsipras, el primer ministro, y el señor Varoufakis, el ministro de finanzas, creen que han interpretado la estrategia de anti-austeridad a la perfección, aunque sus interpretaciones parecen ser diferentes y susceptibles a cambiar (¿negociarán o no?). Y por el lado de la Troika europea la idea del que señor Junkers, Christine Lagarde, y Mario Draghi pondrán sus personalidades a un lado y trabajen como un equipo crea fácilmente credulidad, no importa la influencia adicional de la señora Merkel y otros líderes europeos.

Quizá tengan que pasar más tiempo en torno a un grupo de niños de 4 años.

 

Stephen White


COMPARTIR

Stephen White.jpg

Sobre el Autor:

Stephen White
Mi formación es en ventas y marketing. Estudie Derecho en la Universidad y trabajé para 2 importantes empresas de embalaje durante 13 años en ventas y gestión de ventas. Me uní a John McMillan y a Scotwork en 1984. Durante los siguientes 25 años juntos con nuestro equipo ofrecemos formación y consultoría, construí el negocio global y desarrollé la cartera de productos de Scotwork.

Leer más sobre Stephen White

Más artículos de Stephen White

Último Blog:

DUPed

Dos son compañía; 27 es una multitud. Puede ser complicado negociar con una sola parte, pero cuando hay 27 intereses divergentes en el otro lado de la mesa, se vuelve aún más difícil. Eso es solo parte del desafío que el gobierno del Reino Unido tiene en sus negociaciones Brexit. En la mayoría de las negociaciones, el negociador no está negociando para su propio beneficio; casi siempre representan una coalición de intereses. Si esa coalición está unida en su mandato al negociador, entonces él o ella pueden tener muy poco margen de maniobra. Cualquier concesión más allá del mandato tendrá que volver a la coalición para su aprobación. Sin embargo, si hay desunión entre la coalición, entonces la habilidad del negociador para llegar a un acuerdo es fatalmente defectuosa…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png