Pipas De La Paz

Publicado: dic. 18 , 2014
Autor: El Equipo de Scotwork

El día de navidad de 1914, las armas callaron, en la tierra de nadie. Ingleses, irlandeses, galeses y soldados escoceses salieron de sus trincheras para encontrarse con el enemigo alemán e intercambiar regalos y darse la mano. A pesar de que sólo unas horas antes habían estado involucrados en un intercambio feroz e implacable de balas, jugaron un improvisado partido de futbol en medio del campo de batalla. Alemania Vs Gran Bretaña. Se rumorea que gano Alemania 3-2.

¿En verdad sucedió? ¿Y por qué?

Sin duda, respaldado por testimonio de varios testigos presenciales.  Un soldado de la brigada de fusileros de Londres escribió, “Hemos escuchado música en las trincheras alemanas, pero nuestra artillería arruinó el efecto al dejar caer un par de bombas sobre ellos”. A pesar de esto, se sorprendió por la tarde al ver, “a varios soldados alemanes sentados sobre sus trincheras con velas encendidas, iluminando la noche. Así que por supuesto salimos de nuestras trincheras, y les invitamos a tomar una copa y a fumar un cigarrillo, a pesar de no fiarnos al inicio”.

Este impulso de celebrar la temporada de fiestas en medio de un paisaje de guerra ha generado varias teorías. Entre ellos estaba el hecho de que la guerra había empezado hace cuatro meses y el nivel de animosidad entre las filas no era tan alto como lo sería más tarde. Esto se complementa con la sensación de incomodidad compartida, ya que las trincheras carecían de instalaciones y se inundaban con frecuencia. Además, el paisaje, a un lado de las trincheras recién cavadas, todavía parecía relativamente normal, con campos y pueblos intactos, lo que contribuyó a un alto grado de civilización en las actuaciones.

En su mayor parte, la tregua de navidad sólo duró nochevieja, aunque en algunas zonas se extendió hasta el día de San Esteban y año nuevo. Cuando terminó, ambas partes decidieron reiniciar las hostilidades. De mala gana volvieron a la guerra, los lazos forjados en navidad se fueron erosionando lentamente y la lucha se hizo feroz. La tregua había funcionado en gran parte debido a un sentimiento mutuo de que la guerra se decidiría en algún otro lugar y tiempo, y probablemente por otra persona. A medida que la guerra continuó, los hechos sucedidos en la Navidad de 1914, se convirtieron en surrealistas para la gente que no había estado allí.

100 años más tarde, el mundo está inmerso en un sinnúmero de conflictos, por suerte no en la escala de las guerras mundiales, pero no es menos preocupante y perjudicial para muchas personas que temen por sus familiares y sus culturas. Hay muchas formas de resolver los conflictos y aunque es posible argumentar que la guerra es una consecuencia inevitable de muchas situaciones, espero que esta navidad, todos podamos tener tiempo para buscar otros métodos para resolver nuestras diferencias.

Aprovechamos esta oportunidad para desearles a todos nuestros lectores una tranquila y relajante Navidad.

Os deseamos todo lo mejor para el año 2015.

El Equipo de Scotwork


COMPARTIR

blogAuthor

Sobre el Autor:

El Equipo de Scotwork
No bio is currently avaliable

Último Blog:

¿Una Metáfora Para Las Negociaciones Del Brexit?

Un interesante ejemplo de 'reducir las diferencias' me llamó la atención esta semana. La historia debe ser anónima debido a la confidencialidad del cliente, pero la esencia fue una disputa sobre el monto de un pago entre una empresa de seguros y un propietario de una empresa, después de que las instalaciones comerciales fueran destruidas por el fuego. Algunos de los hechos que rodearon el incendio habían hecho sospechar a los aseguradores, aunque no había pruebas sólidas de fraude. Sin embargo, las aseguradoras se mostraron reacias a pagar lo reclamado, que era cercano a los 10 millones de euros...

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png