¿Mejor Juntos? ¿O Mejor Cambiar?

Publicado: abr. 24 , 2014
Autor: Robin Copland

Se aproxima septiembre, y Escocia se ve a si misma como el centro de un torbellino político. En verdad, algunos europeos están siguiendo el debate de la independencia con interés, pero al resto del mundo no le importa un ápice. No importa; para aquellos que vivimos en Escocia – una distinción importante, ya que sólo las personas que residen en Escocia en septiembre tendrán voto – está proporcionando a los políticos una oportunidad de demostrar sus talentos y aliarse con gente y partidos que normalmente son sus enemigos jurados. Por lo tanto, tenemos al ex primer ministro, Gordon Brown hablando en nombre de la campaña “Better Together” (Mejor Juntos) – una campaña que a su vez su archi-enemigo, el actual primer ministro, David Cameron, también ha hablado.

Por un lado, la campaña de los partidarios de la independencia, esta siendo coordinada por el Partido Nacional Escocés (SNP). Son disciplinados y sus argumentos están bien preparados; han tenido mucha práctica – han estado discutiendo su posición durante más de cincuenta años. En la mayor parte de los casos, su mensaje ha caído en oídos sordos, pero durante los últimos veinte años su popularidad ha crecido hasta el punto que han derrocado al partido laborista titular desde 2007, formaron un gobierno en minoría, seguido por una victoria con mayoría en 2011. Esta victoria sentó las bases para el referéndum de independencia de 2014.

Por otra parte, los tres principales partidos del Reino Unido, los conservadores, los demócratas liberales y los partidos obreros han formado una alianza incomoda, llamado “Better Together” (Mejor Juntos), con el fin de luchar contra la independencia. Normalmente son enemigos (aunque los demócratas liberales y los conservadores formaron una alianza después de la elección general de 2010 en el Reino Unido), por lo que ha sido una alianza difícil; se encuentran a la defensiva, protegiendo el statu quo, mientras que el SNP esta a la ofensiva, proponiendo el cambio. Aunque las encuestas han demostrado consistentemente que la mayoría de los escoceses prefieren ser parte de la unión, también se esfuerzan en mostrar que la diferencia se esta reduciendo, tanto así que ahora hay una posibilidad real de que Escocia pueda votar a favor de la independencia – una perspectiva impensable incluso hace tres años.

Hay una serie de paralelos de negociación que se pueden extraer y lecciones que se pueden aprender.

  • El SNP ha pedido una serie de negociaciones previas antes del referéndum. En realidad, no hay ninguna necesidad, ya que hay una ventana de dos años entre el referéndum y la aplicación del resultado, pero el hecho de que la gente de “Better Together” se niegue a las negociaciones previas (comprensiblemente) se puede definir cono una “negativa” para aquellos a favor de la independencia.
  • El SNP propone el cambio, mientras que la campaña “Better Together” protege el statu quo. Desde una perspectiva de negociación, siempre aconsejamos a los que necesitan cambiar las cosas pasar a la ofensiva y hacer propuestas – exactamente lo que está haciendo el SNP. Esto tiene el efecto público de hacer que se vean proactivos y su oponente defensivo.
  • El SNP ha hecho una serie de supuestos en su campaña – por ejemplo, el resto del Reino Unido permitirá que una Escocia independiente, permanezca en la zona de la libra esterlina y el resto de Europa dará la bienvenida a una recién Escocia independiente como miembro de la Unión Europea. El partido habla con confianza de estos “puntos positivos” de la independencia. Naturalmente, la campaña “Better Together” se ha tomado el tiempo para refutar las hipótesis, pero una vez más, al hacerlo parecen negativos y a la defensiva.

Todo esto sirve para demostrar que la política y la capacidad de negociación no son compañeros de cama naturales. Lo que funciona en una negociación, no necesariamente se traduce bien en la escena política.

Entonces, ¿Cuál es la posición de Scotwork? Bueno, no hace falta decir que algunos de mis compañeros están a favor de la independencia y otros en contra. Muchos de mis colegas ingleses lamentan el hecho de que no puedan tener un voto, por lo que no tendrán voto en ambos sentidos. Algunos de ellos quieren una Inglaterra independiente, ¡Por el mor de dios! ¿Dónde terminara todo esto?

 

Robin Copland


COMPARTIR

Robin Copland

Sobre el Autor:

Robin Copland
Tengo experiencia en ventas, en marcas como Del Monte, Campbell y Nabisco para reatail, a continuación, trabajé en el sector hotelero, en venta y comercialización de marcas de gama alta como Gleneagles Hotel y el St Andrews Old Course Hotel a un mercado internacional.

Leer más sobre Robin Copland

Más artículos de Robin Copland

Último Blog:

¿Una Metáfora Para Las Negociaciones Del Brexit?

Un interesante ejemplo de 'reducir las diferencias' me llamó la atención esta semana. La historia debe ser anónima debido a la confidencialidad del cliente, pero la esencia fue una disputa sobre el monto de un pago entre una empresa de seguros y un propietario de una empresa, después de que las instalaciones comerciales fueran destruidas por el fuego. Algunos de los hechos que rodearon el incendio habían hecho sospechar a los aseguradores, aunque no había pruebas sólidas de fraude. Sin embargo, las aseguradoras se mostraron reacias a pagar lo reclamado, que era cercano a los 10 millones de euros...

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png