El Tiempo Se Agota

Publicado: sep. 11 , 2014
Autor: Alan Smith

El 18 de septiembre los votantes en Escocia se les pedirá el sí / no a la pregunta: “¿Debería Escocia ser un país independiente?”

El empuje final por los votos se presenta con una encuesta lanzada por el Sunday Times, que sugiere que de aquellos que ya se han decidido, un 51% tiene previsto respaldar la independencia, mientras que el 49% tiene la intención de votar no.

Parece que el voto se decidirá en el último momento.

Como Ingles que trabajo para una empresa Escocesa, tengo sentimientos encontrados. Me gustaría mucho que el Reino Unido se mantenga en su conjunto y que los escoceses sigan siendo una parte integral e importante para el éxito de la Unión. Si bien hay una enorme diferencia en la cultura, la competitividad en el deporte ha servido para generar bromas, pero en el fondo hay un real (claramente en algunas áreas no correspondido) afecto y amor en el corazón de la mayoría de los ingleses por el pueblo escoces.

Dicho esto, si Escocia realmente quiere marcharse, yo por mi parte no voy a interponerme en su camino.

Falta un camino, y mucha gente cree, en esos indecisos votantes. Extrañamente en esta etapa tardía, parece que todavía hay un número significativo de ellos. En un intento de ganar de nuevo el argumento Westmister tiene otra carta para jugar.

El programa del domingo de Andrew Marr, George Osborne prometió nuevas competencias a Escocia si gana el NO.

Él dijo: “Verán en los próximos días un plan de acción para dar más poderes a Escocia, más poder sobre los impuestos, más poder sobre los gastos, más poder sobre el estado de bienestar.

“Eso será puesto en marcha en el momento que gane el NO en el referéndum”

Sin embargo, hablando en la BBC en el programa “Sunday Politics Scotland”, Mr Salmond llamo “soborno” a la nueva propuesta.

Salmond dijo: “¿Se espera que creamos, después que cientos de miles de personas ya hayan votado (votos por correo), que hay un nuevo acuerdo radical?

“Esta es una medida de pánico hacha porque el “si” está por el suelo”.

Y agregó: “Ellos están tratando de sobornar, pero no va a funcionar, ya que no les queda ninguna credibilidad”.

Ahora se presenta el dilema al que muchos negociadores se enfrentan. Tengo concesiones que estoy dispuesto a ofrecer, cómo y cuándo las pongo en juego.

La regla sería que no existe ni el cómo, ni el cuándo para hacer una concesión.  Hacer concesiones que usted no tiene que hacer podría ser costoso, tanto en términos de regalar valor y establecer precedentes. Ser forzado a hacer concesiones al final del día puede sugerir que usted estaba ocultando, y que necesita el acuerdo más de lo que en realidad creía y está tratando de comprar el acuerdo.

Piense acerca de cuándo y cómo hacer las concesiones y lo que recibe a cambio. Yo, por mi parte, espero que Osborne y el actual gobierno del Reino Unido se pongan pronto de acuerdo.

 

Alan Smith


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

Último Blog:

¿Una Metáfora Para Las Negociaciones Del Brexit?

Un interesante ejemplo de 'reducir las diferencias' me llamó la atención esta semana. La historia debe ser anónima debido a la confidencialidad del cliente, pero la esencia fue una disputa sobre el monto de un pago entre una empresa de seguros y un propietario de una empresa, después de que las instalaciones comerciales fueran destruidas por el fuego. Algunos de los hechos que rodearon el incendio habían hecho sospechar a los aseguradores, aunque no había pruebas sólidas de fraude. Sin embargo, las aseguradoras se mostraron reacias a pagar lo reclamado, que era cercano a los 10 millones de euros...

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png