La creatividad debe ser fomentada, no aplastada

Publicado: abr. 18 , 2013
Autor: Claudio Cubito

Cuando el pintor James McNeill Whistler era un cadete en West Point, le pidieron que dibujase un puente en la clase de ingeniería. Whistler pintó un puente espectacular en el que aparecían dos chicos pescando. Esta inclusión deliberada no gustó al instructor, quien le pidió que lo volviera a pintar pero esta vez sin los jóvenes pescadores sobre el puente.

Whistler obedeció las órdenes, pero sin renunciar completamente a su visión: dibujó de nuevo el puente, pero esta vez los chicos aparecían pescando a la orilla del río.

Tras las amenazas de que le suspenderían el curso si los pescadores volvían a aparecer, Whistler hizo un nuevo dibujo, sin los pescadores. Pero en la orilla, como monumento a la muerte de la creatividad, estaban en piedra dos bustos con los nombres de los dos chicos.

Entendemos perfectamente que su empresa necesite procedimientos y reglas, pero su enfoque del liderazgo debería ser compatible con el fomento de la creatividad en su equipo. ¿En su compañía existe una cultura más bien de mando que prima la rigidez o una que permite la flexibilidad, siempre que esta sea correcta y pueda conducir a un buen resultado?

¿Y qué es lo que define un "buen resultado" en una negociación? La respuesta puede parecer sencilla, pero muchas veces las organizaciones establecen definiciones demasiado limitadas (por ejemplo en términos de dinero), sin especificar su importancia en relación con otros objetivos (preservar la reputación, creación de valor a largo plazo, establecimiento de relaciones...)

Objetivos, presupuestos, bonuses y transmisión de información están basados normalmente en números y datos que rara vez tienen en cuenta los criterios que deberían componer "un buen resultado", lo que entorpece la creatividad.

Los buenos negociadores piensan creativamente.

Las organizaciones tienen que alentar a sus equipos para que desarrollen su creatividad, lo que les permitirá tener ideas nuevas e impedirá bloqueos en las negociaciones.

Tal y como quedó plasmado en el cuadro de James McNeill Whistler, una vez muertos, tendremos mucho tiempo para estar petrificados... movámonos y seamos creativos mientras estemos vivos.

 

Claudio Cubito


COMPARTIR

blogAuthor

Sobre el Autor:

Claudio Cubito
No bio is currently avaliable

Último Blog:

DUPed

Dos son compañía; 27 es una multitud. Puede ser complicado negociar con una sola parte, pero cuando hay 27 intereses divergentes en el otro lado de la mesa, se vuelve aún más difícil. Eso es solo parte del desafío que el gobierno del Reino Unido tiene en sus negociaciones Brexit. En la mayoría de las negociaciones, el negociador no está negociando para su propio beneficio; casi siempre representan una coalición de intereses. Si esa coalición está unida en su mandato al negociador, entonces él o ella pueden tener muy poco margen de maniobra. Cualquier concesión más allá del mandato tendrá que volver a la coalición para su aprobación. Sin embargo, si hay desunión entre la coalición, entonces la habilidad del negociador para llegar a un acuerdo es fatalmente defectuosa…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png