Heridas de guerra y el negociador

Publicado: jul. 27 , 2012
Autor: Alan Smith

No hay duda de que mucho de lo que aprendemos proviene de la experiencia. La universidad de la vida, con sus duros golpes, nos da valiosas lecciones. La clave es adaptar nuestro comportamiento a las cosas que nos van sucediendo.

Esta semana he dirigido dos cursos de formación en Bangkok. Ha sido mi primer viaje a la región, y la recomiendo vivamente. Comida fantástica, tiempo increíble (incluso la lluvia es templada) y la gente local ha sido muy acogedora.

Para los occidentales, otro lugar de interés es el mercado.

El mercado dominical de Bangkok es probablemente el mercado más extenso y vibrante que he conocido jamás. Tenía una larga lista de cosas que familiares y amigos me pidieron comprar, así que tomé el Tren del Cielo par dirigirme al mercado, que se encuentra en la zona de Chatuchak. La cantidad de productos en venta era verdaderamente alucinante: uno podía estar todo el día comprando hasta la extenuación.

Después de un largo rato, había ya comprado casi todo lo que me habían pedido y estaba buscando unas gafas de sol para mí. Vi unas que me gustaron y pregunté al tendero el precio:

"800 Baht" me respondió. Unos 28 Euros.

Conocedor de las tácticas negociadoras de la región, ofrecí al vendedor 200 Baht, y me preparé para el regateo.

Inesperadamente, el tendero estuvo de acuerdo y aceptó mi billete de 200.

Hay ocasiones en las que la cantidad que se ofrece es absolutamente aceptable, como en el caso que acabo de describir. Ahora bien, antes de aceptar el trato directamente, pare un momento. Si dice que sí demasiado deprisa, pueden pasar dos cosas: primero que la otra parte se sienta humillada y quede psicológicamente herida, lo cual puede ser perjudicial en una relación a largo plazo; en segundo lugar, puede estar perdiendo la oportunidad de logar un mejor acuerdo.

Hacer una pequeña contrapropuesta a la oferta hará que la otra parte se sienta mejor y mejorará el acuerdo.

Volviendo al mercado de Bangkok, sigo sintiendo que pagué más de la cuenta, aunque la oferta fuese mía. Por lo menos conseguí la funda incluida en el precio...

 

Alan Smith
Partner
Scotwork UK LLP


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

Último Blog:

DUPed

Dos son compañía; 27 es una multitud. Puede ser complicado negociar con una sola parte, pero cuando hay 27 intereses divergentes en el otro lado de la mesa, se vuelve aún más difícil. Eso es solo parte del desafío que el gobierno del Reino Unido tiene en sus negociaciones Brexit. En la mayoría de las negociaciones, el negociador no está negociando para su propio beneficio; casi siempre representan una coalición de intereses. Si esa coalición está unida en su mandato al negociador, entonces él o ella pueden tener muy poco margen de maniobra. Cualquier concesión más allá del mandato tendrá que volver a la coalición para su aprobación. Sin embargo, si hay desunión entre la coalición, entonces la habilidad del negociador para llegar a un acuerdo es fatalmente defectuosa…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png