El tiempo. Amigo o rival

Publicado: nov. 29 , 2012
Autor: Alan Smith

El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong, comandante del Apollo 11, se convirtió en el primer hombre en pisar la superficie de la Luna. Sus palabras cuando salía de la nave han quedado grabadas para la posteridad: "Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la Humanidad". Millones de personas vieron estas imágenes en directo, convirtiéndolo en uno de los momentos más vistos de la historia de la televisión.

Menos personas recuerdan las palabras que pronunció inmediatamente antes: "Buena suerte, Señor Gorsky". Durante muchos años se pensó que las dijo en referencia a un astronauta ruso por quien tenía una gran admiración. Armstrong siempre se negó a comentar su significado, limitándose a sonreír y a cambiar de tema cada vez que le preguntaban por la cuestión.

Hasta el 5 de julio de 1995, 26 años después, cuando un periodista volvió a hacerle la pregunta durante una entrevista en Tampa Bay. Según la leyenda, Armstrong le contó lo siguiente:

En 1938, cuando era un niño, Arsmtrong había estado jugando al béisbol en el jardín. La pelota se salió de su jardín y fue a parar a la parcela de sus vecinos, los Gorsky.

Cuando fue hacia allí a buscar la pelota, escuchó a la Señora Gorsky gritar a través de la ventana: "¡Sexo, quieres sexo! Tendrás sexo cuando el hijo del vecino camine sobre la luna".

En una negociación, capturar y recordar señales de flexibilidad de la otra parte es muy bueno, sobre todo cuando se trata de relaciones en el largo plazo. Una vez se ha comprendido el cambio que se requiere, uno puede intentar trabajar para conseguir que se produzca, o por lo menos estar atento a un posible cambio en las circunstancias.

Quizás incluso merezca la pena esperar una buena temporada. Al menos así deseo que haya sido para el Señor Gorsky.

 

Alan Smith

Partner


COMPARTIR

Alan Smith

Sobre el Autor:

Alan Smith
Mi experiencia es marketing y publicidad. Después de graduarme en Economía, entré en el mundo de la agencia para convertirme a los 28 años, en el MD del mayor proveedor independiente de marketing de Londres.

Leer más sobre Alan Smith

Más artículos de Alan Smith

Último Blog:

DUPed

Dos son compañía; 27 es una multitud. Puede ser complicado negociar con una sola parte, pero cuando hay 27 intereses divergentes en el otro lado de la mesa, se vuelve aún más difícil. Eso es solo parte del desafío que el gobierno del Reino Unido tiene en sus negociaciones Brexit. En la mayoría de las negociaciones, el negociador no está negociando para su propio beneficio; casi siempre representan una coalición de intereses. Si esa coalición está unida en su mandato al negociador, entonces él o ella pueden tener muy poco margen de maniobra. Cualquier concesión más allá del mandato tendrá que volver a la coalición para su aprobación. Sin embargo, si hay desunión entre la coalición, entonces la habilidad del negociador para llegar a un acuerdo es fatalmente defectuosa…

Último Tweet:

Scotwork España, S.L.
C/Hernani, 57, Bajo Oficina 3
Madrid
28020
España
(+34) 914 354 999
info.es@scotwork.com
Síguenos
cpd.png
voty2016_sign_gold.png